Beijing: como moverse. Asesoramiento pr√°ctico y de bajo coste

Beijing: como moverse. Asesoramiento pr√°ctico y de bajo coste

Pek√≠n es una gran metr√≥poli. Cubierto por su manto de smog m√°s o menos evidente seg√ļn el clima y la cantidad de polvo en el aire, aparece a primera vista como un vago conjunto de grandes edificios, a veces descuidados, a veces futuristas. En realidad es una ciudad que se transforma y se deja descubrir al visitarla, dejando al viajero boquiabierto por su heterogeneidad. Si est√° pensando en organizar una viaje de bajo costo a Beijing, s√© que el hecho por s√≠ mismo Seguro que te dar√° una gran satisfacci√≥n, haci√©ndote sentir como aut√©nticos exploradores en una tierra desconocida y que zambullirte entre los distintos medios de transporte podr√≠a ser una de las aventuras m√°s divertidas. Sin embargo, en el caso de que, como yo, no conozcas el idioma chino (y este es el √ļnico que se habla con fluidez en Beijing), es posible que encuentres algunas dificultades para moverte.



A continuación se ofrecen algunos consejos prácticos y de bajo coste, divididos por medio de transporte, para afrontar mejor las grandes distancias que hay que recorrer para visitar la ciudad.

Metropolitana

La Metro de Beijing es un medio de transporte eficiente que conecta muchas partes de la ciudad, al menos en lo que respecta a los principales lugares de visita y las zonas m√°s concurridas. Tambi√©n hay ramas perif√©ricas, para llegar a zonas menos transitadas pero a√ļn habitadas por millones de pequin√©s. El impacto con el metro es fuerte en hora punta y en las paradas m√°s c√©ntricas, donde se agolpa una multitud de personas frente a las v√≠as (muchas protegidas por cristales). Sin embargo, la frecuencia de los trenes es muy cercana, lo que facilita todo. Para entrar en la estaci√≥n hay que pasar un control con detector de metales, se le pedir√° que pase sus maletas o mochilas en el mismo coche que suele estar presente en el aeropuerto. Los asistentes son muy r√°pidos, pero en horas punta y en estaciones muy centrales, puede haber un poco de cola. El costo del boleto es solo 2 yuan, poco m√°s de 20 c√©ntimos de euro y es v√°lido para un viaje con infinitos cambios sin l√≠mites de tiempo. La tarifa es siempre la misma, sea cual sea la l√≠nea que desee viajar, por lo que tambi√©n es muy f√°cil obtener boletos. Hay m√°quinas autom√°ticas en varios idiomas, pero tambi√©n es muy sencillo fabricarlas sin receta. ¬ŅEl personal no habla ingl√©s (o lo hablan mal) y usted no habla chino? No hay problema, simplemente imite la cantidad de boletos que necesita y seguramente recibir√° los correctos, ¬°ya que son todos iguales!



Las l√≠neas del metro de Beijing est√°n claramente marcadas y la √ļnica dificultad puede ser representada por los nombres largos y extra√Īos, que aunque tambi√©n se anuncian en ingl√©s. Una vez que ingresa al autom√≥vil, las paradas con luz verde son las a las que se dirige, una verificaci√≥n final para confirmar si se ha tomado la direcci√≥n correcta.

Los cambios pueden llevar tiempo, dos líneas de metro a menudo están conectadas por pasarelas largas, tenga esto en cuenta al organizar un itinerario o si desea calcular aproximadamente el tiempo necesario para llegar a su destino.

Taxi

Medio r√°pido, conveniente y economico para moverse por Beijing. S√≠, en Beijing puedes darte el lujo de ser conducido por la ciudad en taxi, disfrutando de la vista de d√≠a y de noche, flanqueando templos tradicionales y hutongs, a un costo de poco m√°s de 1 euro. 30 centavos por los primeros tres kil√≥metros y muy poco para los siguientes. Si sois cuatro, un taxi os costar√° muy poco y os puede salvar cuando, despu√©s de un d√≠a de caminar por las largu√≠simas distancias de la ciudad, los pies os pedir√°n un peque√Īo descanso. Tambi√©n en este caso, no faltan los peque√Īos trucos para evitar toparse con taxistas ‚Äúabusivos‚ÄĚ o m√°s bien ‚Äúinteligentes‚ÄĚ.

  • Elija taxis con el lado bicolor, la franja en el medio definitivamente amarilla, luego el resto variable entre verde, rojo y azul. En el techo hay un cartel con las palabras "Taxi", iluminado si el coche est√° libre y disponible, apagado si est√° ocupado.
  • Det√©ngase al costado de la carretera y extienda la mano para tomar el taxi. No coja uno que ya est√© parado en la acera, aunque el coche parezca estar regulado, el taxista es un "particular" que no respeta los precios de la empresa p√ļblica, esperando clientes, muy a menudo extranjeros inexpertos. Por lo tanto, es posible que tenga que negociar (lo cual es dif√≠cil si no conoce el idioma) o, lo que es peor, que le digan un precio mucho m√°s alto de lo normal tan pronto como salga del autom√≥vil. Recuerda, los taxis en Beijing siempre funcionan, por lo que es dif√≠cil encontrar alguno esper√°ndote.
  • Cuando ingrese al taxi, encontrar√° uno frente al asiento del pasajero foto del conductor con su n√ļmero de identificaci√≥n. Esa es una garant√≠a m√°s de que es un taxista "regular". De hecho, en caso de encontrar alguna irregularidad, puede anotar ese n√ļmero y presentar una denuncia a la empresa contra esa persona en particular. Tambi√©n ver√° claramente el tax√≠metro, que deber√≠a comenzar desde 13 yuanes, es decir, un poco m√°s de 1 euro y 30 c√©ntimos para los primeros 3 kil√≥metros. Si ha llamado al taxi desde el hotel o lo ha llamado usted mismo para tenerlo a una hora determinada, la tarifa subir√° un poco, porque incluir√° la llamada. Dentro de Beijing, es dif√≠cil gastar m√°s de 80 yuanes por trayecto (alrededor de 8 euros).
  • El taxista necesitar√° el nombre del destino en chino. Por lo tanto, toma precauciones y trae contigo una hoja con los nombres de los lugares a los que tienes que ir, en primer lugar tu hotel, el punto de llegada de tu d√≠a a d√≠a y punto de referencia. Por lo general, al hacer una reserva para un hotel en China, el nombre en caracteres chinos tambi√©n se muestra siempre. Impr√≠melo y ll√©valo siempre contigo.

Bus

Es el medios m√°s baratos para moverse por la ciudad. Siempre es agradable sentarse en un autob√ļs y caminar por las calles de una ciudad desconocida, pero en el caso de Pek√≠n, recomiendo hacerlo en Taxi si no conoces el idioma. De hecho, las paradas de autob√ļs suelen estar marcadas solo en chino y algunas, como suele suceder, se saltan paradas arbitrariamente por motivos que los chinos pueden entender muy bien, pero que para nosotros no son m√°s que una fuente de incomodidad (las paradas est√°n muy lejos de cada uno). otros, por el otro y perder uno puede significar millas de caminata adicional). Tambi√©n en la parada las indicaciones de la ruta est√°n todas en chino y es pr√°cticamente imposible entender la ruta de ese autob√ļs si a√ļn no lo ha le√≠do de una gu√≠a o no ha sido recomendado. En cualquier caso, vale la pena probar el precio de un boleto, tal vez incluso para una o dos paradas. Tome un autob√ļs en una zona muy c√©ntrica y por solo un yuan (10 c√©ntimos de euro o un poco m√°s) experimentar√° la emoci√≥n de hacer cola dedicada a su n√ļmero con mucha "l√≠nea de clasificaci√≥n" incluso bastante estricta y sentado en un autob√ļs de dos pisos, rodeado de una multitud de chinos conversadores, tal vez cargados con cajas y bolsas llenas de Who sabe que.



Bicicleta

Mucha gente en Beijing viaja en bicicleta. Pero saben cómo hacerlo. Saben desenredarse en un tráfico que a veces es inimaginable, entre patinetes eléctricos, bocinas locas, rickshaws, taxis que corren y autobuses que aparecen de repente. En algunos puntos de la ciudad he visto estaciones de alquiler de bicicletas, pero sinceramente un poco por la contaminación, un poco por el tráfico, no recomendaría este vehículo como una gran opción para moverse. Es mucho mejor caminar, teniendo cuidado al cruzar, incluso cuando el semáforo para peatones indica verde.

Bicitaxi

Est√° en el imaginario com√ļn, el t√≠pico rickshaw pequin√©s que recorre las calles de la ciudad tirado por un lugare√Īo, a pie. Lamentablemente tengo que negar esto, ya que solo los he visto tirados por una bicicleta. Estuve tentado de subir, pero luego dej√© de abandonarme a la caminata, la √ļnica forma real de disfrutar de la belleza de Beijing de cerca y con calma. Debo decir, sin embargo, que lo lamento y que cuando regrese (la esperanza de un viajero empedernido es siempre la misma), seguro que me dar√© un paseo en rickshaw en una zona caracter√≠stica. Los rickshaws est√°n presentes en las √°reas m√°s tur√≠sticas y concurridas, pero encajan f√°cilmente en callejones secundarios muy pintorescos. Al salir del Ciudad prohibida usted ser√° atacado por conductores que lo llamar√°n en todos los idiomas para llevarlo en su veh√≠culo. Lo mismo frente a los templos principales y m√°s visitados. El rickshaw es perfecto para una gira Hutong, Los barrios m√°s antiguos y caracter√≠sticos de Beijing. A menudo, un conductor puede entrar en callejones estrechos donde no podr√≠a entrar por ning√ļn otro medio de transporte que no sea a pie. Sin haberlo probado, no s√© el precio exacto, pero como todo en Beijing, se puede tratar. H√°galo y podr√° marcar su viaje en rickshaw a un precio muy asequible.



No s√© en qu√© categor√≠a inscribir medios muy curiosos, que podr√≠an parecerse a los antepasados ‚Äč‚Äčnuestros. scooters cubiertos, pero todo en chapa, con un perfil divertido, como si fueran mini veh√≠culos blindados de tres ruedas. Los conductores de estas "abejitas acorazadas" podr√≠an acercarse a ti mientras esperas un taxi y ofrecerte su veh√≠culo alternativo. Nunca los he probado, son solo para dos personas, qui√©n sabe si no se sienten c√≥modos m√°s all√° del aspecto claustrof√≥bico. De todos modos, negocia tambi√©n esos por el precio y si quieres, prueba tambi√©n esta aventura. Pek√≠n es un asombro constante, es el destino donde te sientes viajero porque est√°s lejos de casa, donde todo es diferente y particular, donde incluso subirse a un medio de transporte puede hacernos sentir como exploradores experimentados.

A√Īade un comentario de Beijing: como moverse. Asesoramiento pr√°ctico y de bajo coste
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

End of content

No more pages to load