Safari en Tanzania

  • Safari en Tanzania gu√≠a, informaci√≥n y consejos √ļtiles
  • Safari en Tanzania qu√© ver y lugares para visitar
  • Tanzania qu√© comer y d√≥nde comer
  • Galer√≠a de fotos Tanzania

Safari en Tanzania gu√≠a, informaci√≥n y consejos √ļtiles

Llegamos al aeropuerto internacional del Kilimanjaro y nos trasladamos al Hotel Etíope (un hotel muy bonito y limpio adornado con cuadros bastante naif) en la ciudad de Arusha.


El hotel, muy limpio, presume entre otras cosas de una muy buena cocina tanto continental como etíope (excelente lo Zighinì).


A la ma√Īana siguiente nos levantamos temprano y luego de un excelente desayuno nos encontramos con nuestro gu√≠a (James) con quien compartimos el programa de viaje.

Cargado el equipaje en el jeep (alrededor de las 10) finalmente partimos.

Safari en Tanzania qué ver y lugares para visitar

Después de aproximadamente una hora llegamos al pueblo de Río Mbo y aquí tenemos lugar en nuestro campamento. Mientras Deo prepara el almuerzo, montamos las tiendas y nos relajamos con una cerveza africana fría.

Después del almuerzo visitamos el pueblo, que cuenta entre otras cosas con un mercado muy pintoresco lleno de artesanías en madera pero sin perder de vista el reloj.

América de costa a costa

De hecho, a las 15,30 salimos para el primer safari fant√°stico en parque nacional de manyara, cuya entrada se encuentra a tan solo 5 minutos del pueblo.

El nombre del parque y del lago derivan de la palabra Masai ‚ÄúManyara‚ÄĚ, que es el nombre de una planta: la Euphorbia Tirucalli utilizada por los Masai para construir cercas y vallas.


La primera parte del parque consiste en un frondoso bosque h√ļmedo, muy similar a un bosque tropical.


Aquí, sin embargo, la abundante agua proviene de los estratos subterráneos del Valle del Rift y no de las lluvias.

La vegetación incluye árboles altos y especies particulares (baobabs, árboles de salchicha, árboles de pan).

aqu√≠ nos encontramos babuinos, diferentes especies de aves, pero tambi√©n elefantes, ant√≠lopes, jirafas, b√ļfalos, dik dik, monos verdes.

Todo es un descubrimiento y nuestro primer instinto es hacer fotos repetitivas por miedo a no volver a encontrarnos en unas condiciones tan favorables.

El √°rea adyacente a la orilla es m√°s abierta.

Aqu√≠ avistamos hipop√≥tamos, b√ļfalo, cebras, jirafa y tambi√©n tres leoni.

Rodamos en el parque hasta las 18,30:XNUMX horas que cierra el parque y es importante ser puntual para evitar discusiones y multas por parte de los guardabosques.

A la ma√Īana siguiente nos levantamos sobre las 7,30, desayunamos y salimos para el segundo safari en Manyara.

Il juego es una réplica del primero y vemos más o menos las mismas cosas que el día anterior.

Sin embargo, vivimos una experiencia impactante debido a un elefante que se acerca hasta 50 centímetros de nuestro jeep.

Y si mete su ba√ļl y revuelve a alguien golpe√°ndolo aqu√≠ y all√°.

El guía nos aconseja silencio y, un poco asustados, seguimos sus instrucciones al pie de la letra.


Después de 30 segundos (los más largos de mi vida) el elefante satisfecho se aleja y regresa al grupo del que se desprendió.

James dice que hizo esto porque hab√≠a peque√Īos en el grupo.

Sobre las 11,30 volvemos al campamento, desmontamos la tienda y nos dirigimos hacia la segunda meta, la pueblo de karatu, donde llegamos después de aproximadamente una hora.


Aqu√≠ tambi√©n montamos inmediatamente las tiendas de campa√Īa en el Resort del que somos hu√©spedes y, tras una buena ducha caliente y otra buena cerveza africana consumida en el bar, podemos dar un paseo por las calles de este caracter√≠stico pueblo tanzano.

Las casas son todas bajas, el pueblo est√° lleno de vida y de ni√Īos.

El paisaje que lo rodea es muy hermoso, agreste y lleno de cultivos.

A la ma√Īana siguiente nos levantamos temprano y partimos hacia el √°rea de conservaci√≥n integral del Ngorongoro.

Llegamos al albergue donde dejamos nuestro equipaje en la recepción antes de trasladarnos al cráter principal.

La entrada real al cr√°ter est√° a media hora del albergue.

La vista desde el borde del cr√°ter es espacial.

Parece una maqueta pero es la realidad.

Debajo de nosotros vemos elefantes y manadas de b√ļfalos en la distancia.

Estamos a m√°s de 2000 metros y los animales est√°n a 600 metros por debajo de nosotros.

Llegados al fondo comenzamos a girar y disfrutar de la numerosa fauna que nos rodea.


Es como estar en un zool√≥gico al rev√©s, nosotros prisioneros en m√°quinas y el para√≠so terrenal a nuestro alrededor: √Īu, b√ļfalo, gacelas, cebras, elefanti, leoni, ant√≠lope, chacales, hipop√≥tamos, iene, flamencos, rinocerontes, serpenti √°guilas.

Nos quedamos en el cráter todo el día y solo regresamos al Lodge al final de la tarde.

No nos levantamos muy temprano a la ma√Īana siguiente.

El guía explica que es mejor llegar a la puerta alrededor de las 13:00 para optimizar nuestra estadía en Serengeti.


Luego nos detenemos para visitar uno de los primeros pueblos masai que encontramos a lo largo del camino y luego el gargantas de Olduvai, uno de los yacimientos más importantes para la paleontología humana.

I Masai son amables, pero para llevarnos a su pueblo tenemos que pagar 50 $ por coche.

Después de haber pagado, bailan para nosotros y están disponibles para ser fotografiados en todo tipo de formas (tal vez este pueblo sea un poco falso).

A Olduvai en cambio, hay un peque√Īo museo donde se ilustra la evoluci√≥n humana.

Tambi√©n admiramos el desfiladero debajo de nosotros mientras un caballero explica la historia de los desfiladeros y los importantes descubrimientos que se han hecho en este lugar en m√°s de 30 a√Īos de investigaci√≥n paleontol√≥gica. Hace mucho calor.

Seguimos hasta la puerta del parque donde llegamos como estaba previsto sobre las 13,00 horas.

Comemos nuestro almuerzo para llevar y a primera hora de la tarde nos dirigimos hacia el Seronera (el corazón del parque).

Por la pista que conduce a la zona central del parque encontramos el piano dei Kopjes y muchas veces nos desviamos del camino principal para visitarlos.

I tazas son utilizados por guepardos o por leones para detectar presas.

Así hacemos varios y de hecho vemos varias veces tanto leones como guepardos al acecho para avistar presas o tomar el sol.

Entre un Kopjes y otro interminables extensiones de hierba donde a menudo encontramos grandes grupos de las gacelas de thompson, la concesi√≥n, cebra, damalischi y por supuesto √Īus.

Llegamos a primera hora de la tarde al maravilloso Lodge Seronera, en el mismo corazón de la Serengeti donde inmediatamente tomamos alojamiento en nuestra habitación.

Por la ma√Īana salimos temprano y llegamos a Lobo Lodge para la hora del almuerzo.

Por el camino otros leones, una familia de 3 guepardos: madre y 2 cachorros y obviamente muchos herbívoros.

Aunque en Lobo vemos menos animales, la zona es a√ļn m√°s bonita que la de Seronera.

Adem√°s, el Lodge es maravilloso y acogedor, camuflado en un gran Kopie.

La piscina de la terraza es un lugar ideal para disfrutar de la maravillosa naturaleza que nos rodea y admirar los animales que van a beber a la piscina situada justo debajo de la terraza.

Después de dos días volvimos a ponernos en marcha dirigiéndonos hacia la zona de lago natrón.

Llegamos en cuatro horas, dejamos la puerta norte y nos dirigimos hacia la espectacular naturaleza salvaje del distrito de Ngorongoro.

Il lago Natron es famosa porque al amanecer se ti√Īe de rosa, porque est√° poblada por miles de flamencos rosados ‚Äč‚Äčy porque se encuentra al pie delOldoniyo Lengai (el volc√°n sagrado donde vive el Dios Masai)

Luego de tomar nuestro lugar en el campamento nos trasladamos alrededor de las 15,00:XNUMX p. m. para remontar el peque√Īo r√≠o y llegar, luego de una breve caminata, a una cascada que se precipita en una piscina natural donde tomamos un agradable ba√Īo tibio. La zona que lo rodea es volc√°nica pero es l√≥gico.

Estamos en Del Valle del Rift.

Tras unas cuantas fotos y un agradable paseo, desmontamos las tiendas y volvemos al coche hacia Río Mbo.

Esta vez pasamos las laderas polvorientas del Valle del Rift y vemos hermosos paisajes volc√°nicos que abundan en la gran grieta.

Después de unas 5 horas de viaje llegamos a Mto wa Mbo donde paramos para hacer compras.

El mercado de Mto wa Mbo está bien surtido de artículos de madera.

Compro cuatro tonos y una bandeja de ébano.

A la ma√Īana siguiente, despu√©s del desayuno, nos trasladamos al tarangire donde llegamos despu√©s de aproximadamente una hora en el camino.

Inicialmente nos adentramos en una zona de extensas llanuras donde destacan los grandes baobabs que caracterizan la zona m√°s septentrional del parque.

Poco a poco se impone la sabana de acacias, la zona más céntrica es hermosa y en medio del valle fluye un río donde beben elefantes y jirafas.

Terminado nuestro recorrido en una hora estamos en Arusha.

Tanzania qué comer y dónde comer

recomiendo el Truppa (especie de rattatuja con verduras y pollo) acompa√Īado de Comportamiento (polenta blanca).

Realmente sabroso.

Al d√≠a siguiente, descansados, esperamos a nuestro gu√≠a que nos acompa√Īar√° en el √ļltimo cap√≠tulo de nuestro viaje: la visita de parque de arusha.

Nos damos la vuelta y frente a nosotros parece maravilloso Kilimanjaro con sus nieves.

Volvamos al coche bajando por otra ruta y pasemos por otra cascada.

El safari termina alrededor de las 17 p. m. Nos dirigimos hacia la salida y desde allí nos trasladamos al aeropuerto.

Estuvimos 10 días en Safari y, sinceramente, hubiera hecho otros 20.

Diviértanse todos en este paraíso terrenal.

Galería de fotos Tanzania


A√Īade un comentario de Safari en Tanzania
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.